Get started with Drupal 7


Instalar Ubuntu 13.10 junto a Windows 8.1

Aprovechando que tengo instalado Windows 8.1 en mi ordenador, voy a realizar un tutorial para instalar Ubuntu 13.10 junto a Windows 8.1 sin perder nuestros archivos. Algunos usuarios de Ubuntu me han pedido realizar un manual específico de cómo instalar Ubuntu 13.10 junto a otro sistema operativo sin perder ningún archivo.

Hace unos días realicé un tutorial similar para instalar Ubuntu junto a Windows 8, pero en este caso, voy a poner enfasis en como no "liarla" al realizar el particionado de Ubuntu. De todas formas, podéis seguir el otro tutorial ya que se hace exactamente igual.

Instalar Ubuntu 13.10 junto a Windows 8.1, particionar disco duro ubuntu, instalar ubuntu sin formatear
Windows 8.1 no es más que una simple actualización de Windows 8. Aunque lo hayan querido hacer como si fuera otro sistema operativo, la verdad es que la actualización está más cerca de ser un "service pack" que una nueva versión del sistema operativo de Microsoft.

Con esto, quiero decir que Windows 8.1 es muy similar a Windows 8 por lo que cuando hablemos de tutoriales para Windows 8.1 estaremos también hablando de tutoriales para Windows 8, o almenos, en lo que se refiere a las particiones de este.

En Windows 8.1 encontraremos dos particiones, el boot y el sistema operativo. La primera partición se encarga de iniciar Windows 8.1 mientras que la segunda partición (la más extensa), es la que integra tanto el sistema operativo como los archivos que tengamos en él. Por tanto, si queremos instalar Ubuntu 13.10 junto a Windows 8.1, tenemos que respetar ambas particiones.

En Ubuntu tenemos dos particiones básicas, la raiz y la swap (memoría de intercambio). En la primera partición se instalará el sistema operativo junto con las aplicaciones, documentos, etc, y la segunda partición estará destinada a usarse como "memoría RAM". Cuando la memoría RAM se satura, Ubuntu usa dicha partición como si fuera una memoría RAM. Aunque esto normalmente no suele decirse para no liar aun más al personal, la memoría swap también se usa cuando hibernamos el ordenador para guardar toda la información referente al punto donde hemos dejado el ordenador.
Por tanto, no necesitamos que la memoria swap sea de muchos gb ya que apenas se va a usar, y en el caso de que se use en gran medida, va a ser para cuando hibernemos el ordenador. Por tanto, esta memoria tiene que tener un tamaño mayor a la memoría ram que usaría Ubuntu ejecutandose.

Normalmente se dice que por regla general, tiene que ser el doble de la memoría RAM. Pero a partir de 1gb de RAM, estaremos desperdiciando espacio del disco duro ya que nunca vamos a usar más de 2gb de RAM por mucho que nos esforcemos en abrir nuevos procesos.

El orden en el que creemos las particiones durante la instalación de Ubuntu no importa. Podemos crear primero la partición swap y luego la raiz o al revés. Yo siempre recomiendo crear primero la swap, y usar el resto del disco duro como partición raiz (que es en la que va a ir instalado el s.o, programas, documentos, etc) y es en lo que verdaderamente ocuparemos espacio.

Pero lo más recomendable es crear tres particiones. ¿Cuál es la tercera patición? La llamada partición /home que es la partición que usaremos para guardar nuestros archivos y la configuración de las aplicaciones.

¿Por qué es interesante usar esta partición?. Porque cuando instalamos una nueva versión de Ubuntu realizando una instalación limpia, se borra la partición raiz. Por lo tanto, si no tenemos separados nuestros documentos de esa partición, también se borrarán los archivos. Si tenemos separada la partición /home de la partición raiz, podremos formatear la partición raiz para instalar la nueva versión de Ubuntu y no perderemos nuestros documentos. Interesante ¿no?.


Por lo tanto, lo mejor que podemos hacer es crear estas tres particiones para no tener ningún problema. Vamos a seguir los mismos pasos que antes. Primero creamos la partición de la memoria de intercambio "swap" de 2gb (o el doble de la memoria RAM hasta un máximo de 2gb). La siguiente partición que vamos a crear es la partición raiz "/". Como ahora vamos a crear una partición específica para nuestros archivos, la partición / no hace falta que sea muy grande. Con unos 20gb bastará. 

Por último, vamos a crear la partición /home con el sistema de archivos ext4. Esta partición vamos a hacerla lo más grande posible ya que es la que más tamaño va a necesitar. Por tanto, usaremos el resto del disco duro como partición /home.

Con estos pasos, ya tendremos instalado Ubuntu 13.10 junto a Windows 8.1. Si tenéis dudas, podéis ver el vídeo en el que observaréis como he instalado Ubuntu 13.10 junto a Windows 8.1 sin perder mis documentos. Un saludo

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola! Yo tengo una duda, como puedo instalar Ubuntu en una laptop que venia de fabrica con Windows 8? Como sabras, Windows 8 se inicia en UEFI. Como hacer para arrancar el disco de instalacion de Ubuntu si el UEFI no lo permite? La laptop es una Toshiba Satellite c855d - s5320. Saludos!

David Reyes dijo...

Para los que quieran tener W8 en sus equipos, para mi es una verdadera perdida de tiempo y recursos, se desperdician buenos computadores. He probado el sistema en equipos de paquete en versiones básicas de W8 y consumen recursos que da miedo, y eso trabajando con programas basico- No se lo recomiendo a nadie.

Eder PEREZ BENITEZ dijo...

Disculpa, quiero instalar Ubuntu, pero tengo una duda con respecto a las particiones... debe ser en el mismo disco duro?
tengo dos, 1 de 120 y lo uso para Windows 8.1 y tengo otro limpio, este es de 400gb, mi pregunta es: ¿puedo instalar Ubuntu en el 2do disco duro y crear ahí respectivamente sus particiones?
además... ¿Debo crear previamente (desde Windows) las particiones o cómo las creo desde el instalador de Ubuntu?
Saludos y gracias! espero pronta respuesta.

Publicar un comentario