Get started with Drupal 7


Reflexiones: Problemas al actualizar a Jelly Bean

Como ya sabréis, de vez en cuando me gusta hablar un poco del desarrollo de Android. Yo soy uno de los muchos usuarios de Android que les gusta trastear con custom roms en el móvil. El caso, es que de hace un tiempo hasta ahora he visto que las nuevas versiones de Android son bastante pesadas para hardware antiguo.
Reflexiones: Problemas al actualizar a Jelly Bean, consejos jelly bean

En lo que más se nota al instalar por ejemplo Jelly Bean en un móvil de hace un par de años es que si este móvil tiene poca memoria Ram, Jelly Bean funciona "a pedales". Cuando instalamos Jelly Bean en un terminal antiguo normalmente, tenemos los siguientes problemas:
  1. Al usar un procesador algo antiguo, no podemos esperar un buen rendimiento del sistema operativo en general
  2. Si el móvil tiene poca Ram, aparte de sufrir un bajo rendimiento, en cuanto se abren unas cuantas aplicaciones el terminal se vuelve extremadamente lento.
  3. La memoria Rom de estos móviles tiene muy poco espacio de almacenamiento. Esto hace que tengas poco espacio una vez instalado el sistema operativo para instalar aplicaciones.
¿Qué soluciones tenemos para aumentar el rendimiento de Jelly Bean en terminales antiguos?.

El tema del procesador y la ram no lo podemos modificar, pero por ejemplo, el espacio de la memoria rom se puede variar aumentándolo con una partición ext3 en la tarjeta de memoria. El problema de hacer esto, es que si la velocidad de lectura y escritura es baja, el terminal se vuelve muy lento e incluso, puede llegar a bloquearse cada vez que queramos abrir una aplicación.

Si optamos por esta solución, yo os recomiendo comprar una tarjeta de mínimo, clase 6. El espacio de almacenamiento dará un poco igual ya que actualmente las tarjetas más pequeñas que podemos encontrar en el mercado son de 2gb y para la partición ext3 que necesitamos para pasar las aplicaciones a la tarjeta, con 500mb nos vale.


Aun así, la solución de pasar todas las aplicaciones a la tarjeta debe ser nuestra última opción. Yo os recomiendo optimizar al máximo el espacio disponible en el teléfono. No instalar aplicaciones que no solemos usar e intentar echar un vistazo de vez en cuando al consumo de Ram de cada aplicación. Si vemos que algunas de ellas estando en reposo están consumiendo algo de ram, quizás podemos optar por usar alguna alternativa o directamente desinstalarla.

Parece una tontería, pero una de las cosas que más se notan en el rendimiento del terminal es la memoria Ram. Si libertamos espacio de la memoria ram el móvil puede cambiar radicalmente su rendimiento.

Por otro lado, también tenemos que pensar que es lo que realmente trae Jelly Bean que no se pueda usar en Android 2.3. Quizás vale más la pena usar una versión optimizad de Android 2.3, que actualizar a Jelly Bean y que el movil consuma mucha más batería y se vuelva lento. Un saludo

0 comentarios:

Publicar un comentario